La elegancia hecha libro

María de Jesús Espinosa de los Monteros | 29 ABR 2016

  • Le editorial Turner es lo más parecido a una sección gourmet o delicatessen en un gran supermercado, libros que surgieron de una transgresión

Yeah! Yeah! Yeah!

Le editorial Turner es lo más parecido a una sección gourmet o delicatessen en un gran supermercado.

Uno sabe cuando va aproximándose a sus portadas, qué aroma tiene la calidad de unos libros que tienen su origen en una transgresión. Y es que Turner nació en el año 1970, es decir, en vísperas de un tardofranquismo que todavía azotaba a un ámbito cultural bastante herido. Turner nació como librería, precisamente la que ahora ocupa la librería Pasajes, situada en el número 3 de la Génova de Madrid. Pocos años después comenzó la mutación editorial centrándose en esa clase de libros que dan prestigio y algo de morbo en el mundillo cultural: los libros prohibidos. La clandestinidad editorial provocada por un régimen autoritario que agonizaba, comenzó a derivar en un catálogo trufado de joyas históricas.

“Me gustaría decir que Turner tiene alguna historia preciosa o romántica relacionada con el pintor o el impresionismo, pero simplemente es el segundo apellido de la madre del fundador, Manuel Arroyo Stephens”, explica Pilar Álvarez, editora de la colección de ensayo de Turner. Y aunque no tenga un origen tan idílico como les hubiera gustado, lo importante es que Turner ha encontrado su lugar en las librerías de España y Latinoamérica. Su vinculación con México arrancó de un modo particular a finales de los años 80, a través de amigos personales que después se convertirían en socios. Con la llegada del nuevo milenio, Turner abrió oficina en México.

Las cuatro grandes patas sobre las que la editorial sostiene su catálogo son Historias Mínimas (libros centrados en Historia, entre los que destaca uno de los grandes logros de Álvarez y su equipo: Historia mínima de España, de Juan Pablo Fusi). Norma concita a un grupo de libros de ensayo centrados en distintas temáticas y que tiene en Sergio de Molino y La España vacía. Viaje por un país que nunca fue, uno de sus últimos éxitos. Dentro de Noema, se abre además una serie de libros con temática musical entre los que destacan El canon del jazz. Los 250 temas imprescindibles de Ted Giogia y el reciente y aclamado Yeah! Yeah! Yeah! La historia del pop moderno de Bob Stanley. Por último, el lector tiene a su alcance las obras de El cuarto de las maravillas, uno de los sellos más jóvenes donde brillan obras de ficción que se aproximan a un lector del S.XXI. Los libros de arte, por último, tienen un lugar distinguido y preeminente en relación con los otras colecciones de la editorial.

Canciones de amor

“A veces los obstáculos y las satisfacciones son las mismas. Casi siempre, ambos están relacionados con temas económicos y de ventas. Apostamos por una serie de voces y de temas que consideramos que deben llegar al gran público y luego hay que dar ese salto y conquistar al lector individual”, explica Álvarez cuando hace balance de estas décadas de andadura. La editora reivindica los catálogos más consolidados y rigurosos del mercado editorial actual en el ámbito del ensayo: Taurus y Debate, los dos grandes tótems en el ámbito de la no ficción. Aunque si tuviera que elegir una editorial modélica, la directora de ensayo de Turner apunta: “Pre-Textos ha editado los que para mi son dos de los mejores libros de los últimos tiempos: la biografía de Wislawa Szymborska (Trastos, recuerdos de Anna Bikont y Joanna Szczesna); y sobre todo, la obra que cualquier persona interesada en la escritura debe leer: los diarios de Andrés Trapiello”.

“No me gusta quejarme del mercado ni de la cultura porque además no creo que haya motivos para quejarse”, sostiene Álvarez. La editora representa a ese tipo de profesional -raro e insólito- que huye del lamento editorial para afirmar que “mi trabajo es uno de los mayores privilegios para alguien a quien le guste trabajar en el mundo editorial: trato con el escritor, con el lector, con libreros, es decir, tengo una visión privilegiada de todo lo que tiene que ver con el mundo del libro”. Después de esta última confesión, ¿queda alguna duda de si en la editorial Turner creen en los libros?

Nota tomada de sitio web El País

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>