Las editoriales de cómics se arremangan para combatir la incertidumbre

EFE | 01 MAY 2016

14621029354229

El sector del cómic en España está viviendo momentos de cambios, proliferan las microeditoriales, se diversifican los géneros para atraer nuevos lectores, mientras los webcómic siguen siendo una incógnita, una situación compleja que las principales editoriales abordan con optimismo ante lo irremediable.

Emili Bernárdez, editor de La Cúpula, con más de 35 años de historia, explica a Efe que en lo empresarial el sector “está fastidiado, como el país, y como a los editores de todos los tipos, no nos puede ir mejor cuando el país va con el culo”, comenta.

Sin embargo, estas penurias en la consolidación del modelo de negocio, añade Bernárdez, contrastan con lo creativo. “Posiblemente esté asociado a los tiempos de crisis, pero creativamente el cómic está explosivo, sobre todo en el mundo de las mujeres, porque hace veinte años no había casi mujeres dibujando, y ahora hay unas con un nivelazo impresionante”, señala este veterano conocedor.

Luis Martínez, editor de Norma, cree que “el público del cómic es más fiel” y que por eso la caída de ventas “no llegó a ser tan dramática” como en el ámbito literario, a lo que ha ayudado el ‘boom’ de la novela gráfica.

Comic Con 2016 en Bangkok | DIEGO AZUBEL
Comic Con 2016 en Bangkok | DIEGO AZUBEL

“Ahora mismo el sector se encuentra en un momento dulce. Como lector puedes encontrar más variedad. Han surgido microeditoriales que diversifican la oferta y dinamizan el mercado”, afirma Martínez, a lo que ayuda además, subraya, que el cómic actual siga explorando sus límites, trascendiéndolos.

“Obras como ‘Fabricando historias’ de Chris Ware, con su juego con el formato, o ‘Los vagabundos de la chatarra’, con su incursión en el periodismo gráfico, demuestran que es un arte que seguirá sorprendiéndonos. Nos quedan muchas cosas por ver”, añade Martínez.

Un ejemplo del interés que despierta el sector es Salamandra Graphic, rama creada por la editorial Salamandra hace apenas 2 años y con títulos en su haber como la genial “Aquí” de Richard McGuire.

“Desde el comienzo nos ha parecido muy interesante ver cómo ha evolucionado el lenguaje del cómic para satisfacer a diferentes públicos, de tal manera que hoy es posible leer novelas gráficas con un alto contenido narrativo/literario como gráfico”, afirma Catalina Mejía, editora de Salamandra Graphic.

No obstante, Mejía considera que aunque hay mucho “ruido” en torno al auge de la novela gráfica, las cifras hoy en día siguen distando mucho de las literarias: “Hay un gran futuro, pero hay que tomarse las cosas con calma para no saturar el mercado”.

A juicio de David Hernando, director editorial de Planeta Cómic, uno de los pilares de la consolidación ha sido la diversificación. “El abanico de oferta lectora en nuestro país es inmenso, superando en calidad a otros países como Francia, Alemania o Italia. Hoy es posible entrar en la sección de cómic de cualquier librería y encontrar algo para todo tipo de lector, ya sea americano, manga, europeo o de nacionalidad propia”, argumenta.

Desde Astiberri, la editorial vasca especializada sobre todo en novela gráfica, Fernando Tarancón apunta que desde el punto de vista del lector se está viviendouno de los mejores momentos por la oferta, y “buena prueba de ello es la entrada de grandes editoriales en el sector, algunas creando sello propio”.

Aun así, comenta Tarancón, las ventas quedan lejos de las cifras de los ‘bestséllers’ literarios, ya que los cómics que funcionan bien en España venden como mucho 20.000 ejemplares.

Jaume Bonfill, editor de Reservoir Books y de Debolsillo, alerta por su parte de que se podría estar perdiendo la oportunidad de crear un mercado más amplio del cómic en castellano.

“En América Latina también está surgiendo un modestísimo ‘boom’ gráfico. Sería imperdonable desaprovechar la oportunidad de crear entre todos un mercado común más grande que el actual y en el que pueda haber visos (salvando todas las distancias) de producción industrial, a la italiana o incluso a la francesa. En este sentido, el riesgo es perder ese tren“, advierte.

Pero hay otros mercados. Las viñetas llevan años convertidas en generador de contenidos e ideas para otros soportes culturales.

Fotograma cedido de la película "Batman v Superman" | EFE
Fotograma cedido de la película “Batman v Superman” | EFE

El cómic está pasando por una buena época gracias al apoyo del cine. El entretenimiento mediático está más interconectado que nunca, y en esta era tan visual parece que el cómic ha encontrado su espacio y está en alza”, afirma Francisco Calderón, director editorial de ECC, con un catálogo que incluye clásicos legendarios como Superman o Batman.

Calderón señala que en el futuro del cómic tendrán “mucho que decir” las ediciones en línea y las altas tecnologías.

“Pero permitidme augurar que el cómic en papel nunca desaparecerá. El cómic hay que tocarlo, olerlo, guardarlo y coleccionarlo… Es parte de su encanto, ¿no?”, vaticina confiado.

Nota tomada de sitio web El Mundo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>